Buscar

La lista


Hacer la lista de manifestación es un "must" al inicio del proceso. Pero no es la panacea. Veo por ahí gente poniendo demasiado énfasis en una lista... De verdad crees que tiene sentido que escribirlo en un papel y desearlo fuerte convierta tus deseos en realidad? Aix... cosas del bypass espiritual!": la tendencia a creer en un atajo mágico para alcanzar el bienestar -y tener éxito, mucha pasta y mucho amor, y mucho de todo- . Lanzarle mensajes al universo, hacer afirmaciones positivas mientras sonries o hacer una lista "sin más" son algunos ejemplos.


Autoconocimiento es clave. Lo necesitas para saber lo que quieres, y para conocer lo que te está limitando para conseguirlo. Lo necesitas para decir que no a cualquier test que se presente, y para navegar la noche oscura del alma. Sin trabajo personal esto de manifestar es una mandanga.


Aclarado esto, te cuento por que la lista de manifestación es tan importante.


Hacer la lista de manifestación parece un ejercicio simplón, ¡pero ojo! Pueden aparecer miedos y creencias limitantes por un tubo: no merezco tanto, mejor no pido tanto, yo sólo quiero amor porque prefiero vivir del aire, el dinero no mola,... Se nos acumula el trabajo personal con tanto bloqueo!

Muchas veces surge también una importante dificultad para tomar decisiones. Recuerdo que cuando empecé a manifestar de forma conscient no me atrevía a poner casi nada en mi lista. Tenía miedo a estar renunciando a otras cosas. Acababa poniendo cosas muy genéricas, que lo englobasen todo: ser feliz? Tener un buen trabajo? Toca mojarse, para poder ir hacia algo más concreto: quiero trabajar desde casa y con mis propios horarios.



Al hacer una lista que incluya TODO lo que quieres le pones foco y energía a tus deseos. No es lo mismo ir soñando despierta que dedicar tiempo a poner por escrito y con detalle lo que quieres. Con esta acción generamos foco, un foco centrado en lo que queremos. Y facilitamos compromiso hacia eso que queremos y que las decisiones que tomemos vayan alineadas en esa dirección.




Te doy las 10 claves para hacer tu lista de manifestación:


1. Ten una libreta exclusiva para tu proceso de manifestación. Queremos que tus deseos tengan un espacio físico, y que puedas volver a tus listas y proceso siempre que quieras.

2. Incluye en la lista todo lo que quieres. Pueden ser cosas materiales, emocionales, relacionales. Lo que sea que quieras. Incluye micro-manifestaciones: cosas pequeñas, fáciles, que puedas alcanzar en 1-3 meses.

3. Intenta ser específica en lo que escribes -incluye detalles-. Si te cuesta, un buen truco es acompañar cada cosa de la emoción que quieres sentir cuando lo alcances. Te ayudará a ir afinando.

4. Suelta el resultado y céntrate en el proceso. Parte del trabajo consiste en no aferrarse a un resultado determinado y no gastar energía en darle vueltas a lo que quieres. Esto da miedo: "¿y si no lo consigo?" Soltar es un super ejercicio de confianza en una misma y en la vida. Los resultados llegarán, paso a paso.

5. Haz tu trabajo personal -esto es el proceso-. Ya sabes que quieres. Ahora conecta con tu intuición, desbloquea y reprograma creencias, conecta con expánders, toma decisiones alineadas, marca límites,...

6. Asegúrate de que el miedo no es el motor de lo que quieres manifestar. Recuerdo cuando deseaba opositar para orientadora escolar porque así podría mudarme a mi pueblo y tener trabajo. Ese deseo no venía del amor a la profesión orientadora... venía del miedo a no tener trabajo. Estaba intentando manifestar desde ego, y manifestamos desde esencia. COVID me salvó anulando la oposición de 2020.

7. No puedes manifestar por otros, recuerda que es tu proceso. Olvídate de hacer que tu compi de ofi sea más maja, céntrate en tu parte -límites, aceptación, comunicación, cambio de trabajo?-

8. Incluye micro y macro manifestaciones: Lo suyo es movernos de lo pequeño -y más fácil- a lo grande. Aunque a veces la vida te sorprende. Micro = 1/6 meses. Macro = + de 6 meses (aprox.).

9. Revisa tu lista de vez en cuando. Solemos olvidar lo que queremos o cambiamos de deseos. Revísa y cambia lo que sientas.

10. Confía. En la vida, y en ti como forma de vida. Sentirse sostenida atrae emociones y estados magnéticos para tus deseos. Es esa sensación profunda de saberse a salvo, y se puede conectar con ella.



Manifestar no es tener todos los caprichos, o si. Manifestar es conectar con tus necesidades a nivel profundo, desde Puedes manifestar todos los caprichos que quieras, son muy bienvenidos. La clave está en entender qué caprichos necesitas como persona, desde tu esencia, y cuáles no te harán vibrar más allá de unos segundos.


¿Y si cambio de opinión? Pues haces otra lista! Es tu lista, es tu energía, es tu proceso. Si sientes un nivel de dispersión que te bloquea atiéndelo; pero en general si aparecen cosas nuevas es porque avanzas.


¿Y si cuando lo manifiesto ya no lo quiero? Pues haces otra lista! Y observas cómo van variando tus deseos y lo que antes era importante ahora ya no lo es tanto. Eres tu creciendo, conectando con tu verdadera esencia, cada vez con más sintonía. No es energía perdida, es inversión en conocer quién eres y qué quieres.


¿Y si no se qué poner? Céntrate en:

- Micro manifestaciones. Un libro? Una camiseta? Algo pequeño que te haga ilusión. El músculo para manifestar algo micro es el mismo que el de manifestar lo más grande: empieza por lo fácil.

- Pasar tiempo contigo: necesitas conocerte para saber lo que quieres. Apaga un poco el ruido externo, deja que salga tu voz interior. Escribe. Qué necesitas? Qué deseas?



Algunas preguntas que te pueden ayudar para hacer tu lista:


a) Qué es eso que te hace sentir "muy tu"?

b) Con qué 4 valores te identificas? Guiarán tus pasos.

c) Si pudieses tener cualquier cosa, qué querrías? Sueña, un poquito más alto.

d) Qué envidias en otros? Un día veremos como transformar envidia en poder de manifestación.




Manifestar no es tener todos los caprichos, o si. Manifestar es conectar con tus necesidades a nivel profundo, y tener el valor de ir a por ellas -o dejar que sucedan-. Puedes manifestar todos los caprichos que quieras, son muy bienvenidos. La clave está en entender qué caprichos necesitas como persona, desde tu esencia, y cuáles no te harán vibrar más allá de unos segundos.




¿Qué quieres?

¿Qué necesitas para ser tú en este mundo?

¿Quién eres?