Buscar

¿"Ni papa" de lo que es manifestar?

Espero que después de leer este post muchos de los conceptos referentes al proceso de manifestación, y que seguramente ahora no te suenen de nada, te queden claros. Aunque nuestra capacidad de manifestar ya es un concepto bastante conocido en la cultura anglosajona, en castellano aún cuesta encontrar material y profesionales que se dediquen a ello.

Por otro lado, hay cierta confusión con el término, ya que la corriente denominada "new age" sobre manifestación defiende que para manifestar tienes que pensar positivo todo el día, visualizarte como si ya hubieses conseguido lo que quieres y quemar palo santo mientras tanto. Y claro, no funciona!


Algunas de esas estrategias son geniales, ¡yo también las uso! Pero no dan como resultado la materialización de lo que deseas. Si lo que quieres es manifestar tienes que ir más alla, más profundo, a tu ser auténtico. Ese ser que llegó al mundo y ha quedado oculto bajo toneladas de creencias heredadas, algunas más limitantes que otras.


Podríamos hablar horas a nivel cognitivo sobre los pensamientos, creencias y valores que bloquean aquello que quieres manifestar, pero a menos que trabajemos a nivel inconsciente, desbloqueando y reprogramando tus creencias, tu patrón de creencias volverá a activarse en cuanto la situación se ponga un poco complicada.



Siento que parte de mi trabajo a través de este proyecto implica una labor de divulgación para que puedas conocer y experimentar el proceso de manifestación a fondo. En este post te dejo un pequeño glosario con los conceptos básicos. Así que si tienes ganas, suelta prejuicios y lee con calma para comprender mejor todo lo que te propongo en Alba Gerber.


Manifestar: es nuestra capacidad para obtener aquello que deseamos desde nuestro ser esencial. Manifestar lo incluye todo: cosas materiales y no materiales. Desde unos pantalones nuevos hasta la casa de tus sueños, la pareja que mereces o un cambio de trabajo. El proceso es el mismo en su base: manifestamos aquello que creemos a nivel inconsciente. Si no crees merecerte esos pantalones no los obtendrás, con la pareja lo mismo.


Ego: personaje o máscara con la que nos identificamos y que todos creamos de forma inconsciente, entre los 0 y los 14 años principalmente, para encajar en nuestra realidad social. Se compone de aquello que nos contamos a nosotros mismos sobre quienes somos, y suele estar lejos de nuestro ser esencial.


Si tus deseos de manifetación provienen del ego serán un medio para sentir validación. Un deseo de manifestación que viene del ego o no se dará o te planteará un gran aprendizaje personal para que sigas evolucionando hacia tu ser esencial.

Por ejemplo, si quieres que te den un trabajo para que tus padres estén orgullosos de ti, tu deseo es sentirte validado/a por tus padres a través del trabajo, seguramente no te den el trabajo y si te lo dan se convierta en un gran aprendizaje del que con el tiempo querrás apartarte por haber cumplido ya su misión. Si en cambio quieres el trabajo porque sientes que allí encajas y podrás expresarte con libertad, es tu ser esencial el que habla, no tu necesidad de validación.


Ser esencial: es tu ser original, antes de verse envuelto por condicionamientos y crear el personaje egoico con el que te identificas. Incluye tu código, tu propósito, tus dónes, y una confianza brutal en que eres un ser único y valioso. Eres tu en esencia, el ser completo y único que se materializó al nacer. Desde tu esencia manifiestas y es ahí dónde el Universo te quiere devolver, planteando las pruebas que sean necesarias para que te reconozcas en esencia.


Universo: o tal vez debería referirme a Multiverso... Estamos compuestos de la misma materia que el Universo. Y de algún modo nos hemos materializado, como seres, al igual que todo lo que existe. ¡Me parece tan increíble! El único objetivo del Universo del que formamos parte es que seas un ser completo con la claridad de tener un valor inherente, tal y como te materializaste al nacer. Nuestras vivencias van encaminadas a que nos reconozcamos en esencia, a que confiemos en nuestra valía personal y seamos completos. En definitiva a que seamos felices y abundantes, ya que esa es nuestra naturaleza.


Espiritualidad: es una de las áreas en que se expresa nuestro ser, pero suele generar más resistencias a la hora de hablar de ello que nuestro plano físico, emocional, mental o contextual. Parece que lo espiritual ha quedado íntimamente ligado a la versión religiosa, pero va mucho más allá. Puede entenderse como la sensación de unión con algo más grande que uno mismo/a y que provoca una sensación de paz y armonía difícil de explicar en su totalidad.

Eres libre de sentirte conectado a lo que quieras, y también puedes llamarlo como quieras: Dios, la Fuente, el Universo, la Madre Tierra, la Naturaleza, la Humanidad entera como red,...


Psicología integrativa: se trata de una visión de la psicología que entiende al ser humano como un ser en el que confluyen un cuerpo físico, mental, emocional y espiritual o energético, dentro de un contexto.

El objetivo principal de la psicología integrativa es integrar en la totalidad de la persona los aspectos rechazados e inconscientes, dando como resultado un ser completo, libre de juicios y creencias limitantes, y que pueda responder con libertad desde su esencia.

La psicología integrativa contempla que cada ser humano tiene un valor incalculable inherente a su condición humana. Y es justamente cuando confías plenamente en tu valor como ser humano cuando consigues manifestar lo que quieres.


Vibración: elevar tu valía viene a ser elevar tu vibración, aumentando tu capacidad para atraer y materializar cosas en esa misma vibración. Confieso que el término no me convence, porque suele explicarse como algo mágico y que se consigue únicamente estando en armonía todo el día, con cristales y cuarzos, gongs y posturas de yoga. Y una vez más, eso está muy bien, pero no es la clave. Por mucho cuarzo que te compres si te sientes insuficiente "vibras" insuficiencia.



Reprogramar: esta acción hace referencia a nuestra capacidad para darle un significado más saludable y armónico a nuestras vivencias, en el plano inconsciente. Se realiza en estado de relajación profunda o hipnósis y nos permite modificar los patrones o redes neuronales que determinan nuestras creencias limitantes.


Creencias limitantes: simplificaré al máximo este concepto, pero tienes que saber que es mucho más complejo que esto. Percibimos, interpretamos y respondemos al mundo a través de nuestros patrones o mapas neuronales (formas en que nuestras neuronas se conectan). Y resulta que muchos de esos "mapas" implican una creencia limitante que bloquea tu capacidad para manifestar todo lo que deseas y mereces.

Por ejemplo tener la creencia de que el dinero es malo te llevará a interpretar que quienes tienen dinero no son trigo limpio. Creer que todos los hombres son infieles por naturaleza te llevará a no confiar en el sexo masculino. Parece que tenemos 86 mil millones de neuronas... no te digo más!

Lo bueno es que nuestro cerebro es plástico, adaptable, y esos mapas mentales pueden modificarse a través de la reprogramación y otras estrategias, dando lugar a creencias más alineadas con el estilo de vida que quieres conseguir.



Espero haberte ayudado a entender más sobre el proceso de manifestación y algunos conceptos básicos para sentirte como en casa en Alba Gerber.





Alba Gerber 2020 - Política de privacidad -