SOBRE MI

¡Hola,
soy Alba!

Psicóloga, orientadora y profe.

Estoy aquí para acompañarte en tu revolución, pero antes te quiero contar un poco sobre mi.
Me crié en el campo, cerca de un pueblito del norte de Extremadura. Viví allí hasta los 16 años. No sé si encontré mis dones allí o ellos me encontraron a mi, pero la naturaleza me permitió observar, ser paciente e introspectiva, desarrollar mi intuición y apreciar el silencio casi más que la palabra. 
A los 14 años supe que sería psicóloga, que acompañaría a otros a andar su camino. Hace 4 años me perdí casi del todo en mi propio camino. Y entonces lo entendí: perderse es parte del camino, del proceso de estar vivos. Esta certeza cambió mi forma de hacer psicología, no tanto desde la necesidad de eliminar o arreglar lo que no funciona, sino desde la aceptación y el abrazo a lo que duele, para poder integrarlo y traspasarlo.
He creado El Refugio Docente para acompañarte en la aventura de volver a ti, de conectar con tu yo más auténtico, con tu intuición y tu valía personal. Y desde ahí transformar el mundo, primero el tuyo y poco a poco, entre todos, el educativo.

«Te acompaño a revolucionar tu mundo, y con ello el mundo educativo».

Si quieres saber más sobre mi recorrido profesional puedes consultarlo aquí.

Algunos detalles sobre mi

Tengo un gato que se llama Otto, si me sigues en Instagram seguro que ya le has visto.

Me da mucho miedo el agua profunda. Aún así me he atrevido a ir en kayak en el mar, y hasta lo he disfrutado!

Tengo las orejas de soplillo y no llevo bien eso de enseñarlas en público.

Mi plan es irme a vivir al campo, trabajar desde casa y cultivar un huerto.

Disfruto mucho en la naturaleza, me asombra constantemente y me recarga.

Disfruto mucho el silencio. El ruido es lo que peor llevo de vivir en una ciudad.

Me gusta  mucho comer y cocinar. 
Estoy convencida de que comer sano es un pilar clave en nuestro bienestar.

Aplico el minimalismo en casi cualquier área de mi vida. Menos es más!

Las mañanas son mi momento favorito del día y me encanta levantarme pronto para dedicarme un buen rato.

Volver arriba